Aclaraciones sobre Ho'oponopono


¿Qué es Ho'oponopono?

El Ho’oponopono es un arte hawaiano muy antiguo de resolución de problemas.

Ho'oponopono significa “enmendar”, “corregir un error”.

Según esta filosofía, todo lo que aparece en nuestra vida es un pensamiento, una memoria, un programa funcionando (un error) y se presenta para darnos una oportunidad de soltar, de limpiar, de borrar.

El Ho'oponopono es la tecla de borrar en el teclado de nuestra computadora.

El Dr. Ihaleakalá Hew Len, mi maestro de Ho'oponopono, dice que los hawaianos originales, primeros habitantes de Hawái, solían practicarlo. Morrnah Simeona (la maestra de Ihaleakalá) actualizó estas enseñanzas para los tiempos modernos.

¿Quién fue Morrnah Simeona?

Morrnah Simeona - Ho oponopono“Limpia, borra, borra y encuentra tu propia PAZ. ¿Dónde? Dentro de ti”.

Morrnah Nalamaku Simeona (19 de mayo de 1913 - 11 de febrero de 1992) fue la creadora de la Auto Identidad a través del Ho’oponopono. Ella fundó Pacifica Seminars en los años setenta. Fue reconocida como una Kahuna lapa´au (sanadora) en Hawái y distinguida como un Tesoro Viviente por el Estado de Hawái en 1983. 

“El principal propósito de este proceso es descubrir la Divinidad dentro de uno mismo. El Ho’oponopono es un profundo regalo que nos permite desarrollar una mutua relación con la Divinidad dentro de nosotros y aprender a pedir que en cada momento, nuestros errores en pensamiento, palabra, acto y acción sean limpiados. El objetivo de este proceso es esencialmente lograr la libertad, la completa libertad del pasado”, ha dicho Morrnah.

La Auto Identidad a través de Ho’oponopono utiliza técnicas para crear una mutua cooperación entre las tres partes de la mente o el ser: el subconsciente, el consciente y súper consciente. Eso nos permite reclamar nuestra conexión interior personal con el amor, nuestra Fuente Divina, lo cual nos trae paz, armonía y libertad. 

La versión actualizada de Morrnah de esta antigua filosofía hawaiana de resolución de problemas es un verdadero tesoro. Antes de esa versión, la forma de practicar Ho’oponopono decía que toda la familia debía estar presente. Existía un moderador y cada miembro tenía la oportunidad de perdonar y ser perdonado por los demás. Hoy en día, las familias no viven juntas o tan cerca como alguna vez lo hicieron. Reunir a la familia completa y ubicar a todos en un cuarto al mismo tiempo no sería muy fácil.

El doctor Ihaleakalá Hew Len

ihaleakala Hew LenEl Dr. Ihaleakalá fue mi maestro de Ho’oponopono. Él trabajó, viajó y se presentó con Morrnah por años. También actualizó la Auto Identidad a través de Ho’oponopono para hacerlo aún más fácil y más aplicable a los tiempos modernos. El proceso se individualizó para poder practicarlo estando solo, pero trabajando igualmente en forma muy eficaz en toda nuestra línea. Lo que se borra de nosotros se borra también de nuestras familias, parientes y ancestros. ¡El noventa por ciento de nuestros problemas vienen de nuestros ancestros!

Una vez Ihaleakalá me dijo: “Si les hubiera dicho hace diez años que no había nadie afuera, habrían salido corriendo tan rápido como podían. Ahora estamos listos para considerar la idea de que solo existen nuestros pensamientos (memorias), de nuestra familia. No existe nada realmente “allí afuera”, todo está dentro de nosotros y de nuestras memorias”.

Recuerdo una tarde en la que Ihaleakalá volvió de una caminata con lágrimas en sus ojos y me dijo: “Me acabo de dar cuenta de que todo lo que Dios nos está pidiendo es que cuidemos muy bien de nosotros mismos y digamos ‘lo siento’ como niños pequeños. Eso es todo”.

¿Cómo llegué a enseñar Ho’oponopono?

Tomé mi primer seminario con Ihaleakalá en julio de 1997 en Omaha, Nebraska. Ahí fue cuando lo invité a venir a Los Ángeles. Después de un par de seminarios, me di cuenta de que había encontrado El camino más fácil que tanto había estado buscando. 

A lo largo de los 12 años que viví con Ihaleakalá, viajé con él a Ámsterdam, Bruselas, Francia, Inglaterra,  Argentina  y muchos lugares en Estados Unidos. Presenté seminarios con él y tuve la bendición de compartir y ser testigo de muchas cosas que no se ven o se comparten con el público en general. Él compartió conmigo las herramientas de limpieza que le surgían durante sus consultas, entrenamientos, meditaciones y sus largas caminatas en Woodland Hills, un suburbio de Los Ángeles.

Entre los años 2000 y 2001, y especialmente porque Ihaleakalá se retiró por un tiempo y no enseñaba,  sentí en mi corazón que yo podía enseñar Ho’oponopono. Pedí aprobación a The Foundation of I, Inc. (Freedom of the Cosmos). Ellos meditaron –ya que los secretos de Ho'oponopono no son racionales, sino “adquiridos” por quienes conviven con ellos– y fue ahí donde me dieron su aprobación. Ahí fue cuando comencé a enseñar .

Enseñé Auto Identidad a través de Ho’oponopono (SITH) en nombre de la Fundación por varios años, hasta que, en 2004, pedí se meditara la posibilidad de crear mis propios seminarios de Ho’oponopono utilizando el material de la Fundación. Así fue que obtuve el permiso para crear mis propios seminarios de Ho’oponopono.

La primera vez que se presentó Ho’oponopono en Irlanda, lo dimos Mary Koehler y yo y fue muy curioso, porque Ihaleakalá se inscribió como alumno.

En noviembre de 2008, luego de muchos años de dedicarme a dos trabajos, la inspiración me indicó que había llegado el momento de dejar mi muy estable profesión de contadora especializada en impuestos en Los Ángeles. En aquel momento no tenía ahorros ni estaba libre de deudas, todo lo contrario. Pero como cada vez que hice cosas ilógicas, que tomé decisiones sin sentido y confié, obtuve los resultados más asombrosos.

Ahora estoy libre de deudas y viajo por el mundo enseñando Ho’oponopono de una manera práctica y muy concreta,  debido a invitaciones que me llegan constantemente,. EL SECRETO del Ho'oponopono se aplica perfectamente al cambio de paradigmas que vivimos en estos momentos.

¿Puedo enseñar Ho’oponopono a otros después de tomar el seminario?

El Dr. Ihaleakalá Hew Len dice: “El material de Auto Identidad a través de Ho’oponopono es material espiritual. El usar estos materiales conlleva una tremenda preparación y limpieza. El usar material con derechos de autor sin autorización de la Fundación como trampolín trae consecuencias muy negativas. En cambio, para aquellos que lo utilicen para sí mismos, los beneficios son enormes. La elección es tuya”.

En mi opinión personal, antes de empezar a enseñar Ho’oponopono, es necesario tomar el seminario muchas veces. El subconsciente necesita escuchar la información repetidas veces para reprogramarse y hacer esta limpieza en automático las 24 horas del día. Yo personalmente debo haber tomado el seminario unas doscientas veces, por lo menos. Tampoco corrí a contarles a todos sobre Ho’oponopono cuando lo tomé por primera vez. Tenía bien claro que era yo la que lo tenía que practicar, especialmente si quería ayudar a otros. Al hacerlo, lo que se borraba de mí, se borraba de todos.  Por eso me llama la atención cuando la gente piensa que, como ya tomó el seminario una vez, lo sabe y lo puede enseñar. Eso solo me muestra y confirma lo ignorante, arrogante y limitado que es nuestro intelecto.

El Ho’oponopono no se enseña solo a través de las palabras. Por ejemplo, hay que preparar la sala en una forma especial y tener la bendición del Universo (como el tener permiso para transmitir) para que nos ayude a limpiar (por eso los milagros que suceden muchas veces durante y luego del seminario e inclusive la gente que los toma en ausencia por el beneficio de estar allí y recibir esas bendiciones). Por otra parte, hay que saber limpiar en automático para ser guiado por la inspiración.  La limpieza de uno es lo más importante durante el seminario y de esto se beneficia la gente que participa. De otra forma, podemos hasta perjudicar a la gente que viene al dar la información incorrecta, porque nosotros no sabemos lo que es correcto y perfecto para ellos.

El intelecto escucha de forma limitada y luego hace sus propias interpretaciones. Muchas veces incluso no escucha porque está muy ocupado pensando, comparando  y opinando. Por eso, después, cuando se transmiten los conceptos, es como el juego del teléfono roto. Cuando le llega a la gente ¡¡la información está cambiada!!

Para dar una idea, una de las cosas principales que aprendemos en el seminario de Ho’oponopono es que nosotros somos los que tenemos que hacerlo. Aprendemos que nosotros podemos cambiarlo, que lo que se borra de nosotros se borra de todos y que al cambiar nosotros, todo y todos cambian, que si queremos ayudar ¡debemos hacer el trabajo nosotros!

No hay nadie afuera. Entonces, ¿a quién se lo vas a enseñar? Ahí nos damos cuenta de que, quienes pretenden ensenar Ho'oponopono por haber tomado un seminario, en realidad no han entendido esta filosofía, ya que el Ho'oponopono es un proceso interior, no una receta que se enseña después de aprenderla de memoria. Es una enseñanza que se demuestra con el propio ejemplo.

En resumen, si deseas verificar al maestro, cuando busques un entrenamiento de Ho’oponopono, pregunta cuántas veces ha tomado el maestro el entrenamiento y con quién. Averigua cuántos años hace que lo practican y cuándo fue la última vez que participaron en un entrenamiento. Asegúrate de preguntar si solo hace Ho’oponopono o si practica otras cosas. ¡De ningún modo su niño interior (mente subconsciente) realizará la limpieza en forma automática si cabalga diferentes caballos! Mientras estés explorando con quién tomar el entrenamiento, suelta y confía tu propia Inspiración. Esta es tu herramienta más poderosa.

Testimonios

Estimada Mabel: Que gusto escribirte nuevamente. No sabes lo feliz que me encuentro. Asistí en Lima, Perú al seminario “El camino más fácil y Ho’oponopono, y salí muy satisfecho. Ahí comprendí que debía perdonar a las personas que trataron de bajarme y se burlaron de mi cuando estaba sin empleo, además de darme cuenta de que podía cambiar, y de que serían mejores mis resultados al borrar de mi cabeza pensamiento negativos que hieren. Entendí que en la vida todo se puede por el solo hecho de soltar, de confiar, y de no preocuparse de los problemas. Además empecé a leer "Yo soy el Yo" y el Salmo 23, a usar la técnica del vaso de agua, la flor de lis y papel para moscas. A partir de entonces, gracias a las técnicas de Ho’oponopono, a que decidí confiar en Dios, en mí mismo y en el universo, mi vida tuvo un cambio total. Ahora me encuentro feliz y totalmente independiente. Mejoré mi situación familiar, con mis padres y hermanos. Tengo un nuevo empleo, por lo que todo fluye ahora para tener ingresos económicos y solventar deudas que tengo con el banco, y poder terminar mi diplomado en tributación. Lo mejor es que al encontrarme trabajando, ya no tengo preocupaciones, vivo una vida de limpieza y perdón. Gracias Mabel por llevar al mundo tus enseñanzas y experiencias, Dios te puso en un buen camino y sobre todo para que los seres humanos nos demos cuenta que debemos confiar en nosotros mismos y tener fe en Dios. Muchas gracias de nuevo Mabel Saludos Cordiales

- David, Perú

De cómo a los niños también les llegan sus herramientas Aloha, Hoy os quiero contar cómo, hasta a los niños muy pequeños, les llegan sus propias herramientas. Un día, iba de la mano de mi nieta de 5 años por la calle. Yo estaba muy cansada, y no paraba de bostezar. Mi nieta levantó su mirada hacia mí, y me preguntó: _"¿Qué te pasa Yaya?" Yo le respondí: “Es que estoy muy cansada hoy, tengo múucho sueño”, y bostecé de nuevo. Entonces ella, con aire muy solemne, como poniéndose en el papel del adulto que aconseja al niño, me dijo: _ “Mira Yaya, tú lo que tienes que hacer, cuando te pase eso, es decir: CAFÉ , CAFÉ, CAFÉ , CAFÉ”. Yo, me quedé sorprendida y le dije: _ "Ah, ¿pero eso funciona?" A lo que ella me respondió, muy segura de lo que decía: _”Pues claro que sí Yaya, yo lo hago cada día, y así no me canso”. Entonces quedamos de acuerdo en que lo haría, y ella se quedó muy conforme, y siguió hablando de sus cosas. Yo pensé, como decían en mi pueblo cada vez que un niño le da una lección a un adulto: _ “Que vieja eres”, jajajajaja He de aclarar que ella nunca ha tomado café, pero por ahí, en algún momento, le llegó esa herramienta, y la compartió conmigo.

- Vicenta, España

Mi querida Mabel: Estoy que grito de felicidad y gratitud, gracias, gracias, gracias… Resulta que hace un año, a mi hermano le detectaron cirrosis hepática, e incluso, a consecuencia de esta enfermedad, vivimos un suceso con él. Estuvo hospitalizado unos días. Posteriormente, salió de esa crisis. Lo llevamos a casa, y se fue recuperando poco a poco. Ayer, nuevamente tuvo una crisis con sangrado interno. Volvimos a ponernos en estrés total. Amo a mi hermano, y su familia lo ama mucho más. Es un gran hombre, excelente ser humano, y sobre todo un gran padre. Desde aquella primera vez, e incluso desde un poco antes, yo había estado practicando Ho´oponopono, aunque no lograba entender lo que era realmente, soltar, y confiar. Sin embargo, en esa ocasión, seguí limpiando memorias, con la verdadera intención de soltar. Fue cuando decidí confiar en Dios… ¡Y sucedió algo maravilloso! Aunque temíamos lo peor… ¡Sus estudios médicos salieron bien! Su situación había sido consecuencia de un medicamento, que había irritado su estómago, pero que no ponía en riesgo su vida. ¡De lo demás estaba bien, y con avance muy favorable! ¡Fue una maravillosa noticia! Gracias!! Gracias!! Gracias! Sigo limpiando para que sane en su totalidad, y todos en mi familia seamos sanos. Hoy he aprendido a soltar, y confiar. Mabel. Gracias, gracias, gracias! ¡Te amo! Saludos cordiales

- Edgar, México

Limpiar... ¡Funciona! Aloha, otro milagrito para compartir. Anoche, puse un post de limpieza para que fuera accesible el precio del plomero, quien vendría a hacer unos arreglos en casa, ¿y a que no saben? Vino con su hijo, y en 10 minutos, arreglaron el grifo roto, luego de cambiar el empaque y otros accesorios. Al preguntarle cuánto era el costo, me dijo que ¡NADA!... Le contesté: ¿ Cómo que nada?, ¡Tu trabajo vale! Entonces respondió: "de acuerdo, si quieres, dame algo para la gasolina". Mi mamá le dio algo a voluntad para el combustible que gastó en venir a casa, ya que vive lejos. ¡Gracias, gracias, gracias!

- Roxana, Argentina

El Dr. Len le habla a los zapatos... yo le hablo a los botines de mi hijo. Mi hijo es jugador de fútbol. Por el tamaño de sus pies, no consigue botines con tapones altos e intercambiables. Todos...absolutamente todos los amigos que saben lo que nos cuesta conseguir esos botines especiales, cada vez que viajan al exterior o dentro del país, buscan botines para Jeremías. Conseguir zapatos de fútbol para él, es aún hoy una odisea. Un día, viajaron unos amigos a Buenos Aires y que le consiguen unos botines! Los compraron y me los trajeron a casa. ¡Mi felicidad era enorme! Antes de mandarle los botines a mi hijo, quien vive en el exterior, le hablé a los botines y les dije que los amaba... les agradecí porque los dos, iban a proteger los pies de mi hijo, y que en agradecimiento por haber aparecido en nuestras vidas, si ellos me permitían yo los quería bendecir con agua solar. Fui a comprar un par de guantes, para aprovechar que haría un envío al exterior. ¡SINCERAMENTE... ni los botines, ni los guantes, me contestaron nada de nada, pero yo los rocié con agua solar! Les agradecí y los bendije una y mil veces, por aparecer en nuestras vidas. ¡El cómo mandé los botines y guantes, es una historia aparte! Mi hijo Jeremías, los recibió, fue al entrenamiento como todos los días de su vida... ¡Ese día se calzó los botines. Los guantes, los guardó para el próximo partido. Esa misma tarde, me envió un mensaje de Whatsapp en el que me compartía que el entrenador de “Arqueros” le había comunicado que lo ascenderían a primera división! ¡No estoy escribiendo sobre algo mágico, estoy compartiendo acerca de algo real! ¡Sé del sacrificio, de la entrega y compromiso de mi hijo!, ¡Sé de su esfuerzo! y no lo minimizo. ¡Pero también sé de las bendiciones del agua solar!, y del poder que tiene el agradecer a todo lo que aparece en nuestras vidas. ¡GRACIAS!,¡GRACIAS!, ¡GRACIAS! ¡Gracias divinidad por limpiar las memorias, y dar luz!

- Guillermina, Argentina

“El milagro de navidad, el regalo más grande”
Aloha Hace año y medio fuimos con mi esposo y nuestros tres hijos adolescentes a comer a la casa de unos amigos, que siempre han sido como nuestra familia. Sin pensar, discutí con el marido de mi amiga, mi esposo intervino y terminamos marchándonos peleados y sin almorzar. De golpe, empezamos a sentirnos huérfanos de afectos y mis hijos extrañaban a sus tíos. Mi amiga y yo continuamos hablándonos, pero ya no existía el encuentro familiar. La pena nos embargaba porque su esposo y el mío ni siquiera se saludaban al encontrarse por la calle. Para colmo, él se iba por otro lado para evadirme y no saludarme. A pesar de que yo me arrepentía de cada palabra dicha y no callada, no encontraba la manera de volver el tiempo atrás. Durante ese tiempo, mi amiga sufrió el que fue un segundo infarto y a pesar de que estaba delicada, yo no visitaba su casa. Seis meses después empecé a practicar Ho’oponopono, y a envolver los problemas con todas la herramientas que Mabel ha compartido, incluso en junio, tuve la oportunidad de asistir a dos de sus seminarios en Buenos Aires, que fue cuando empecé a limpiar y a darme cuenta de que yo no veía el plan ni la pantalla completa y todo estaba en manos de Dios. Después del seminario, el esposo de mi amiga tuvo que ser sometido a una grave operación. Fui a verlo al hospital. Solo sentía amor, limpiaba, y limpiaba y seguía confiando que Dios sabía lo que hacía. El día de navidad nos llamó el esposo de mi amiga citándonos a mi marido y a mí para hablar en una cafetería. El corazón me latía muy fuerte. Cambié varias veces el agua del vaso antes de salir. Cuando nos encontramos, ninguno de los dos cedía: él daba sus razones, mi esposo las de él, y la discusión comenzaba otra vez. Decidí hacer algo para arreglarlo: “le tomé la mano y le dije que sentía profundamente lo que había pasado, que no me importaba tener o no razón, solo ser feliz (algo que esta experiencia me enseñó). A partir de ese momento, todo volvió a ser como antes, incluso mejor, porque mi amiga y su hija comenzaron a seguir a Mabel, y la paz se instaló en las dos familias. Me parecía imposible la reconciliación, sólo Dios sabe, suelto, confío, y se lo entrego a Dios como hice tantas veces, algunas llorando y pidiendo lo perfecto y correcto. Gracias, gracias por lo que diario podemos compartir, y a Mabel y cada uno de los integrantes del grupo por el apoyo. Diario recibimos milagros, en mi agenda tengo una hoja mensual donde escribo las cosas que voy agradeciendo mes a mes. Mi vida es nueva y solo puedo decir GRACIAS

- Maru, Argentina

Hola Mabel, Quería contarte algo que me parece hasta gracioso. Tengo a mi hijo de 3 añitos recién cumplidos, y sabe que yo practico, que estoy trabajando lo más que puedo internalmente con Ho’oponopono, y cuando me ve molesta o alterada me dice Mamá di gracias, gracias, gracias. ¡Ja! Él también lo repite gracias y suelto y confío. Él va a 1er nivel en la escuela y me dice cuando te extraño digo en mi mente gracias, gracias y me calmo. Eso es lo que yo le digo, que nunca está solo, que Dios está ahí dentro de él, en su corazón. Con mi hijo esto me llena de ternura y yo he cambiado bastante. Muchas gracias Mabel. Ojala y cuentes esto en tus entrevistas, porque es un niño bien pequeño, pero como tú dices, ellos saben más que uno…

- Rosario, Venezuela

He pedido ayuda para limpiar con mi hijo de 9 años. Este año cambió de colegio y la maestra nos citó por segunda vez. Tenía miedo. Limpié todo el tiempo. La cita fue un regalo, la maestra habló cosas tan hermosas y ciertas de mi hijo, de sus dones que solo los que lo conocemos toda su vida sabemos, también habló de que lo notaba en una fase más difícil (mi esposo y yo habíamos estado en crisis) No dio importancia a su rendimiento escolar, lo único que quería saber era como lo notábamos en casa y darnos su mensaje fue de aliento, que sigamos dándole amor, paciencia y apoyo pues el tenía mucho que dar al mundo. Nunca conocí a una maestra así, un alma tan bella y espiritual, para mí la maestra de mi hijo es un ángel.

- Romy, Austria

Hola Mabel!!! GRACIAS GRACIAS GRACIAS… SUELTO Y CONFÍO... Dios sabe lo que es correcto y perfecto para mí... Ho’oponopono cambió mi vida y mi entorno... cariño enorme MABEL!!!! Me siento plena y feliz... Hace dos años sufrí un acv y estando muy mal comprendí que tenía que soltar y le dije a Dios que era suya. Yo no podía hacer nada, no sé, me dije: ¿qué pasará conmigo? que Dios lo solucione... y aquí estoy, los médicos dicen que es un milagro. Se fisuró mi artería vertebral izquierda en varias partes, tuve infartos cerebrales producto de un pico de estrés enorme y después de una larga recuperación y practicando Ho’oponopono estoy bien, plena, en paz y feliz. Estoy en automático las 24 horas... gracias gracias gracias... es una sensación hermosa de sanidad y paz. Dios te bendiga. Ah!!! TODOS LOS DÍAS TOMO MI AGUA EXPUESTA AL SOL Y LE DIGO TE AMO... TAMBIÉN A MIS ALIMENTOS.

- Rita, Argentina

Soy maestra psicóloga de niños con trastornos emocionales severos y antisociales. En diciembre conocí la historia del Dr. Len en el hospital psiquiátrico y estaba cerrando los historiales clínicos de mis alumnos y comencé a utilizar las 4 frases con todos ellos. Además, las escribí en los historiales y las cargué con la energía del amor. Todos mis alumnos volvieron mejor que antes de las vacaciones. Claro que la que cambió fui yo con la limpieza. Pero hoy, un alumno mío que no podía estar con otros niños aceptó trabajar en uno de los talleres con pares. Eso es técnicamente un alta. Hubo mucha emoción en la escuela y con el padre del niño. Además, la semana pasada estaba con él y sentí internamente que algo me decía que Rodrigo había sido un hijo mío en otra vida, ahí entendí la ternura incomparable que él me genera. Casi no tengo palabras que expresen el amor que siento por él y la dicha de haberlo podido liberar de mis errores. Por algo será que estoy haciendo este trabajo...

- Silvana, Argentina

Te escribí hace un par de meses contándote un poco de la situación que llevo pasando desde hace 5 años, es caótica, a veces no sé cómo nos mantenemos, ya que las dificultades económicas son penosas, no decaemos y sé que Dios nos acompaña, porque sino no tiene sentido que permanezcamos en pie. Pero en todo este desorden lo que sí sé es que es el camino. Sigo practicando y confiando. Fui al seminario de Madrid y he reservado para asistir en ausencia para el de Barcelona. De repente el mismo día que hice el ingreso para reservar para tu próximo seminario he notado que todo empieza a moverse. Algunas cosas con menos transcendencia, pero es en especial una puerta que se abrió y que cambiaría de nuevo nuestra vida. Día a día voy practicando más y confiando. De nuevo agradecerte que llegara a mi el Ho'oponopono para darme luz en un momento muy oscuro de mi vida. Un abrazo,

- Lola, España

Hace un año viaje a Buenos Aires por trabajo, fue un desastre. Hoy con Ho'oponopono, mi viaje de trabajo se trasformó en un placer, mi visión sobre las mismas cosas cambiaron.

Gracias, gracias, gracias

-Isabel, Paraguay

Hola Mabel, ¿Cómo estás? Quería compartir contigo las experiencias que he vivido después del seminario en Lima en Julio. Continué con la limpieza. Durante todo este tiempo he sentido como que me hubieran sacado toneladas de peso de encima, pero también me he sentido muy cansado. El sábado pasado recibí un correo sobre un imperfecto en el edificio, como es natural me asusté y empecé a pensar; luego mágicamente me acordé del limpiar y hasta olvidé por algunos segundos el problema. Después de desayunar me llamó el técnico para ayudarme con el problema, decidí decirle que espere a ver si yo podía solucionarlo, quizás sería algo sencillo. Muy raro en mi. Bueno fui a ver departamento y el problema lo resolví de una forma tan simple, sólo con levantar la palanca de encendido de la llave de corriente de la terma. Bueno sonreí y me dije, “sigue limpiando.” Después de casi dos años en Ho'oponopono y después del segundo seminario contigo, siento que los cambios se siguen dando y creo que mi cansancio es por la limpieza y el trabajo que se realiza mientras duermo. Limpio mientras te escribo y limpio hasta mi siguiente respiración y la próxima y las que vengan. Gracias,gracias, gracias.

-Cesar, Perú

Soy terapeuta emocional y regularmente practico Ho'oponopono mientras el paciente me cuenta de sus situaciones emocionales en desarmonía, yo me dedico a borrar memorias compartidas repitiendo mentalmente gracias, gracias, gracias incesantemente, eso es todo lo que tengo en mi mente mientras el paciente habla; así que no hay juicios ni expectativas ni nada que se le parezca, esto me ha dado la oportunidad de permitir a la Divinidad que me inspire y resultan muy certeros mis comentarios que ayudan a comprender resolver y liberar lo que les aflige. Sabemos que la limpieza es muy efectiva así que sesión a sesión vienen contentos y confiados por lo que resuelven aquí. 

Esto ha provocado que mi prosperidad financiera aumente de manera progresiva por tanto mi confianza y mi Fe también (ahora ya hasta cuenta de ahorros tengo cuando antes era imposible siquiera juntar para abrirla).

A mi hijo lo veo cada día mejor (antes me daba mucho miedo que se involucrara en drogas porque tomaba y fumaba marihuana), ahora lo veo limpio con su rostro y sus ojos en completo equilibrio.

Ahora experimento una paz muy profunda, antes nunca imaginada.

Doy gracias a Dios por este maravilloso conocimiento (creo que esto es más que una simple "técnica) que tanto nos ayuda a "borrar, soltar y confiar".

Gracias Mabel por ser el canal por el cuál Dios nos hace llegar esto, por tu amor, por compartir este camino de limpieza y sanación conmigo, con mis hijos y con todos tus "seguidores".

Gracias por estar en mi vida...te amo...gracias...gracias...gracias 

-Laura, México

Hola Foro, quiero compartir algo que sucedió el lunes en la misa de graduación de unos de mis hijos. Soy católica pero entiendo muy bien que Ho'oponopono no es una religión, ni se identifica con ninguna religión, sino que es un estilo de vida, al cual agradezco una y mil veces que haya llegado a mi vida (GRACIASSSS). El lunes cuando el sacerdote va a dar su explicación sobre el Evangelio, justo él hablo, y de su vida en cuanto la felicidad. Él cuenta que cuando llegó el tiempo de ir a la universidad él pensaba que quería ser médico o algo relacionado a las ciencias, o algo relacionado en ayudar a alguien, pues en su familia la mayoría se dedicaba a algo que estuviera relacionado a eso. Comenzó a estudiar las ciencias básicas, pero dentro de él estaba ese vacío, sentía que le faltaba algo, no era feliz, y se pasaba pensando y pensando en como solucionar, que hacer etc… hasta que decidió dejar que Dios actuara en él y dijo: "Dios muéstrame que es lo que tú quieres que yo haga, muéstrame tú el camino", y dejó de pensar y abandonó todo a la voluntad de Dios…Así le llegó la inspiración y su vocación, en este caso era el sacerdocio…dice que sintió una felicidad que hoy luego de 20 años de sacerdocio la siente. Ël dijo, 'no piensen tanto, dejen que Dios los guíe'. Él habló exactamente, lo que Mabel nos viene enseñando y mostrando…abandonarnos, dejar fluir, no pensar tanto, limpiar memorias para que llegue la inspiración. Me dio hasta risa, porque yo solo pensaba y decía dentro de mí: "Esto es Ho'oponopono" Gracias, Gracias" y mi hijo de 10 años que estaba a mi lado se dió cuenta y me lo dijo también. Pues, como yo veo a diario aunque sea 15 a 30 minutos videos de Mabel y mi hijo está cerca escucha y ya sabe… Hasta él lo dijo…"Mami, esto es Ho'oponopono".

-Melba, Puerto Rico

Dios siempre nos cuida y nos protege…
El viernes pasado estaba limpiando y le pedí a Dios que me enviara un medio de transporte para que yo llegará con bien a casa, y de repente se para un carro y el conductor me dice: “voy a Cárdenas” (es el lugar donde vivo). Yo confundí a la persona con el esposo de una amiga y al abrir la puerta del carro me doy cuenta que no era él y pensé: “¿y ahora qué? ¡uppsss!”. Una voz fuerte me dijo: “sube y confía, no dudes”. La persona me dijo su nombre y me dijo: “nunca acostumbro a dar aventón y mucho menos a mujeres, sin embargo escuché una voz muy fuerte que me decía que te tenía que llevar. Vi tu rostro iluminado, tal vez no me creas, sin embargo aún siento esa sensación tan hermosa y una energía increíble, tal vez fue Dios”. Y yo le dije: “seguro fue Dios, yo estaba orando pidiendo un medio de transporte para llegar a casa y me lo mandó”. Al llegar ya a una parada cerca de casa, la persona se despidió y me dijo: “le contaré a mi esposa lo que me ha pasado. Dios me habló de una manera especial”. Yo agradecí mucho y continué limpiando… en verdad cuando uno suelta y confía, Dios responde siempre.
Gracias, gracias, gracias.

-Alis – México

Gracias Mabel,
El otro día escuché una entrevista tuya y hablabais del divorcio. Yo tengo que contarte mi historia. Llevo 30 años casada y en estos años a mi pareja y a mí siempre nos ha ocurrido lo mismo: problemas económicos de todo tipo. Yo me decía: “No puede ser, algo falla, repetimos siempre lo mismo". Culpaba a mi marido. Era muy víctima y de virgo (que no puede vivir con tanta incertidumbre). En fin, un mar de problemas. Llegué a esta técnica jugando con el móvil y a partir de ese momento mi vida empezó a cambiar. Todo encajaba y me di cuenta, recordando, que muchas cosas que me habían ocurrido yo las había pensado antes. Hoy después de nueve meses practicando, tengo que decir que mi situación económica aún no cambió, pero mi relación de pareja está mejor que nunca. Ya no hay culpables, mi marido es otra persona para mí. Ahora cuando lo miro siento amor del bueno, incluso reímos cuando no sabemos si tendremos para ir al supermercado. Mis hijos nos dicen que son felices y que hay gente que aún lo pasa peor. Por lo tanto, doy gracias a Dios porque ha tenido que pasar todo esto para saber que el amor es la herramienta más maravillosa del mundo. A mí Ho’oponopono no me trajo el divorcio… ¡¡¡Me unió más a mi marido!!! Gracias, ¡¡te amo!!

-María Mercedes, España.

En agosto decidí ir a una nutricionista para comenzar a tener mejores hábitos. Por primera vez en mi vida no siento que estoy a dieta sino que además elijo comer de forma saludable, ¡lo que no implica pasar hambre ni sufrir!
¡Bajé 15 kg y me quedan algunos más! La semana pasada tuve que hacerme un examen de sangre (es algo que me descompone, me pone nerviosa, hasta me baja la presión). Antes, durante y después repetí mentalmente “gracias, gracias, gracias”. Casi no sentí el pinchazo y la enfermera fue muy dulce, ¡no me quedó ni una marca! Le decía a mi niña que no le iba a doler, que estuviera tranquila. Por la tarde ese día decidí premiarla con algo rico para la merienda.
Abrazos,

- Gimena, Argentina

Ho'oponopono es una herramienta muy linda que me salvó la vida, me mostró el camino y me llena de felicidad, humildad y dicha. Ho'oponopono nunca se detiene y lo más lindo es que es eterno como el Universo. Nos enseña cada día más, y nos muestra cosas bellas que habitan en nuestro corazón y nuestro ser. Bendito el día en que te encontré, Mabel, y me enseñaste "El Camino Más Fácil". Gracias, te amo.

- Juan Manuel, Chile

LEE MÁS TESTIMONIOS

Curso GRATIS de Ho'oponopono en video

¿Te gustaría sentirte

más en paz, ser feliz y liberarte?

¡Accede al Curso en Video Gratis AHORA!

Estas preguntas, esta es tu oportunidad de aprender lo básico sobre Ho'oponopono y obtener mayor claridad, GRATIS y desde el confort de tu propia casa.
Registrate GRATIS AHORA

Testimonios en Video









Apoyo de Ho oponopono


OFERTA
EBOOK + AUDIO

El Camino Más Fácil para Entender Ho'oponopono

Las Respuestas Más Claras a Tus Preguntas Más Frecuentes

El Camino Más Fácil para Entender Ho'oponopono

Click AQUÍ para más información

Precio: US$15 US$9.95

ESCÚCHALO AHORA

LIBRO

El Camino Más Fácil Edición EspecialEl Camino Más Fácil Edición Especial

Lo que ya era fácil se volvió aún mas fácil con la Edición Especial del libro que inició todo. El Camino Más Fácil ahora incluye este bono especial, El Camino Más Fácil para Entender Ho'oponopono, Las Respuestas Más Claras a Tus Preguntas Más Frecuentes.

Click AQUÍ para más información

COMPRAR

 

Zero Frequency
Ho'oponopono Way
paz interior ES paz mundial